lunes, 15 de diciembre de 2014

Avenè... mi nueva favorita!

Ya casi acabamos el año y antes que nada quiero decirles que para mi estos días han sido de TOTAL y ABSOLUTA renovación.
Les digo esto porque llegó el momento en el que definitivamente ya estaba harta, harta de no estar organizada, harta de no llevar orden en nada. El día se me escurría y yo no podía hacer nada.
Poco a poco fui poniendo en orden una cosa a la vez, primero mi rutina para ir al gimnasio, agendar citas de trabajo y cosas de la casa y por supuesto, tiempo para mi bebé.
Voy a ser súper honesta con ustedes, al paso de unos días y con tanto ajetreo, comenzaba a verme muuuuuy ojerosa, cansada y hasta con un tono medio raro en la piel.
Que conste que soy amante de la comida saludable así que por ahí no iba la cosa... me di cuenta que no estaba nutriendo ni protegiendo mi piel debidamente.
Fue cuando sin excusas ni pretextos caí en las manos de una excelente Dermatóloga que me recomendó dos productos claves.
El primero fue el Toque Seco FPS 50, se convirtió en uno de mis productos favoritos. Hay ciertas características que busco en un bloqueador  que sea ligero, que no me deje la piel blanca, que mantenga la grasa de mi piel a raya... Avenè logró ofrecer todas estas bondades en un sólo bloqueador.
Les puedo decir además, que es de uso rudo pues soy amante de la natación y aún con nuestros días nublados el sol no perdona y usualmente me dejaba la piel grisácea (un tono taaaaan envidiable), pero esto ya no me sucede siempre y cuando use a mi nuevo consentido...
Otra de las áreas que se estaban viendo afectadas por el estrés y mi sube y baja de actividades era el contorno de mis ojos... les juro que a mis muy joviales 30 añitos yo ya me estaba asustando.
De repente la piel estaba manchada, tirante, ningún corrector me ayudaba porque el problema no eran las ojeras, era que la piel no estaba nutrida y mucho menos bien cuidada...
La recomendación de mi Dermatóloga fue Ysthéal + Contorno de Ojos. Desde el primer día vi un cambio, la piel ya no estaba deshidratada. El contorno de mis ojos estaba más vivo, sin manchas.
Con el paso de los días la cosa mejoró porque la piel tomó una apariencia más firme, más suave, uniforme... Les juro que si esto me lo cuentan no me lo creo, porque según yo, mi buena alimentación y hábitos eran más que suficientes para preservar una piel intacta, temo decirlo pero no es así. Los factores externos como la contaminación, el estrés, el agua mega caliente con la que te bañas y hasta el corrector que usas a diario contribuyen a "desgastar" tu piel.
Hoy en día he notado que los resultados son realmente buenos, que no tuve que gastar una millonada en dos excelentes productos y que además los beneficios son notables.


Espero se animen a probarlos, verán que no se arrepentirán.
Besos
Stef