jueves, 8 de diciembre de 2011

Un día de Renovación!


Que pasa cuando estás en la locura tempranera y de repente, la santa crema se te cae, o tus sombras deciden no solo colorear tus ojos, sino caer por todo tu cuarto?
Bueno pues algo así me paso justo ayer por la mañana, obviamente tenía que salir corriendo de casa sino, no llegaba a mi destino!
Sin embargo todo el camino fui pensando que por supuesto regresando a casa tendría que limpiar la zona de desastre pero también pensé que era el momento perfecto para esa limpieza profunda que se merece tu cueva cada Diciembre y que también era un momento perfecto para una “reingeniería” No tenía las herramientas como para pintar por ejemplo, pero si para ordenar mis cosas y ver realmente lo que tenía en mi cuarto; porque seamos sinceras, a veces guardamos cosas que ni al caso!
Bueno, pues ahí les van algunas ideas de cómo pueden ordenar su cuarto, sin pasar todo el fin de semana encerradas y sentirse renovadas (es real!)
La ropa; ya sé, seguramente , muchas estarán diciendo.. “Mi ropa NADIE la toca” pues bueno, es justo un momento perfecto para sacar TODA la ropa que tienes y hacer conciencia de tus prendas, se recomienda que aquellas prendas que tienes un año sin ponerte puedas sacarlas por completo; ahora bien, si es una prenda que aprecias mucho, o que la han heredado en la familia guárdala pero un lugar especial; es decir, no la mezcles con el resto de la ropa; en el caso de la ropa que va colgada en tu clóset es más fácil si ordenas por secciones, vestidos y faldas, sacos y abrigos, pantalones y algunas blusas que tengan que ir colgadas; una vez que ya hiciste ésta selección lo recomendable es que lo ordenes por color; del lado derecho lo más claro y a la izquierda las prendas obscuras; esto te hará identificar más la ropa que en realidad tienes y poder combinar tu “outfit” diario.
Pasemos a los cajones, aquí  es en dónde te prometo encontraras ropa que dirás “ porque no me lo había puesto!” ó “Aquí estabas” y en algunos casos “quien se pone esto” bueno; hagamos el mismo ejercicio, saca todo lo de tus cajones y ponlo sobre tu cama; haremos la misma selección de colores y en éste caso la división será de blusas formales, casuales, de trabajo y suéteres o sudaderas.
En el caso de los accesorios de temporada tales como; bufandas, gorros, guantes; etc; Te recomiendo que les des un lugar específico (no hasta debajo de las blusas) Si no un cajón exclusivo, o una división en la cual identifiques que ahí está tu ropa de invierno, te aseguro que te darás cuenta que tenías más cosas de las que pensabas, o que tienes repetido ese gorro negro (si, lo confieso; me pasó)
Pasamos a la zona de los zapatos, aquí la opción es que vayas acomodando desde las sandalias, pantunflas, zapato abierto, zapato cómodo, tacones, zapato de trabajo y de fiesta… Peeero aquí lo importante es que puedas hacer el esfuerzo por mantener el orden (lo sé, no me odien) aunque es difícil les prometo que esto nos hará hacer menos berrinches porque no encontramos esos tacones que tanto necesitamos un Sábado por la noche o aquel par que necesitas para ir vestida súper especial a la ofi. 

Pasemos a terreno peligro… Nuestras bolsas y accesorios. En el caso de las bolsas puedes conseguir un perchero para tenerlas todas a las mano, o en su caso si ya no tienes espacio en tu cuarto puedes comprar de esos cajones individuales que los consigues en cualquier autoservicio; esto te ayudará  a no tener rebotando tu bolsa por todo el cuarto y además las mantendrás en bues estado, sobre todo las de tela que sabemos se ensucian súper rápido.
Accesorios;  aquí te tengo algunas opciones divertidas y que inclusive puedes reciclar. Para tus pulseras te recomiendo que puedas usar ese envase vacio de spray o mousse, esto te permitirá tenerlas a la mano y verlas todas; así tendrás a la vista esa pulsera que justo necesitas para resaltar tu atuendo. Recuerdas ésos ganchos en los cuales llegas a tu casa y cuelgas las llaves? Bueno pues ese es increíble para colgar tus collares, inclusive le puedes poner tu toque con un foto o tu nombre y en los colores que a ti te gusta. Y para tus anillos puedes recortar esa calceta que ya no utilizas, la recortas a lo largo, la rellenas con algodón y te quedará perfecta para poner todos tus anillos. Para los anillos puedes destinar una cajita especial o hay algunas marcas como Betterweare que venden unos porta aretes súper útiles y que se verán divinos en tu cuarto.
Maquillaje, perfumes y cremas; si has guardado por siglos esa crema que te costo carísima, o ese perfume que no quieres que nadie lo toque; o ese tratamiento o maquillaje que apenas y lo usas porque “se acaba” te tengo una noticia; algunos de éstos productos tienen fecha de caducidad y si los tienes guardados por mucho tiempo, cuando quieras utilizarlos simplemente ya no podrás, desecha eso que no te has puesto y que seamos sinceras; no lo harás. Utiliza ese perfume que tanto te gusta, aplícate todos esos tratamientos, cremas, consientente! No necesitas una ocasión “especial” para apapacharte, así que a sacarle provecho a tus cosas!
Todo lo que vayas “desechando” te recomiendo que lo pongas en una bolsa, al final verás que tendrás algunas prendas, zapatos e inclusive bolsas; es un momento perfecto para llevar a donar todo eso que ya no te pones pero que está en buen estado y aquí ya mataste dos pájaros de un tiro. Tendrás orden en tu cuarto y harás tu buena obra del día.
También te prometo que habrá mucha basura, cosas que tenías guardadas y no sabes ni porque estaban allí. 

Una vez terminada tu labor, prende una vela aromática y mira la armonía de tu lugar. Te prometo que te sentirás súper bien renovada y lista para disfrutar de tus vacaciones Decembrinas, ya que es una actividad que no le tienes que invertir todo un día, un par de horas por la tarde serán suficientes para dejar tu cuarto con nuevos aires, hasta dormías mejor!
Éstas son algunas ideas que te puedo dar y que yo aplique para sentir una reingeniería en mi cuarto, si tú tienes más tips compártelo con nosotras.!
Síguenos en @expresartemujer
Bel!